Castropol

Alcaldía: D. José Ángel Pérez García
Capital: Castropol
Domicilio Social: Plaza del Ayuntamiento, 1 33760 CASTROPOL
Población Año 2015: 3.638 habitantes.
Teléfono: 985635001
Fax: 985635058
Página Webwww.castropol.es

castropol

Concejo costero de 121,05 kilómetros cuadrados, limitado al norte por el mar Cantábrico, al sur por Villanueva de Oscos, al este por Tapia de Casariego, El Franco y Boal y al oeste por Vegadeo y por la ría del Eo.

Sus principales núcleos de población por numero de habitantes son: Figueras, Castropol que es su villa capital y Barres.

Su zona montañosa está a 4 kilómetros de la costa que va desde pequeñas colinas de 200 metros en San Marcos, hasta alcanzar los 490 metros en el Polvoriedo y ascendiendo hasta los 645 metros en Pousadoiro, desde donde desciende hasta el Suarón, para volver a ascender a picos más pronunciados como La Bobia de 1.202 metros que es el más elevado del concejo, otros altos a destacar son: el pico de Galiga, peña Coba, el pico de Trombadello, el pico Selar, la peña Boa, etc.

Entre sus ríos está el Eo, el Suarón, el Tol, el Anguileiro, etc. Su orografía tiene condiciones muy favorables para el desarrollo de la agricultura, aunque ha ido perdiendo importancia en favor de la ganadería, dedicada sobre todo a la producción láctea.

Es la villa de Castropol, situada en un promontorio en la ría del Eo.

Los edificios más interesantes datan de los siglos XVIII y XIX, ya que la villa fue destruida en el incendio de 1587, menos la capilla de Santa María del Campo.

Su casco histórico está alrededor de la iglesia de Santiago, son casas blancas con tejado de pizarra.

Zonas destacables son: villa Rosita, la casa del Párroco. El parque de Loriente es la zona ajardinada de la villa, donde esta el monumento a Fernández Villamil y a su alrededor el palacio de los marqueses de Santa Cruz del Marcenado, el de las Cuatro Torres y el casino modernista.

Tiene una población de 4.303 habitantes, y como otros concejos de la zona costera su proceso de despoblación está marcado por dos fases diferentes. Una fase se dio en las primeras décadas del siglo XX y su destino fue hacia los países de ultramar, y una segunda fase que comienza a mediados del siglo XX y su destino son los principales núcleos industrializados de la provincia, los cuales comenzaban entonces un gran periodo de expansión. Esta emigración regional fue mucho más fuerte que la primera hacia ultramar.

A partir de 1940 inició un proceso de pérdida hasta 1991 en el que perdió 2.400 personas. La población del municipio está dominado por dos grandes núcleos de carácter marino como son: Castropol, su capital, y Figueras.

Este concejo tiene una tasa de natalidad relativamente elevada que ha compensado en parte su envejecimiento. El porcentaje de jóvenes y de mayores de sesenta años, es muy similar a la media de Asturias.

En el sector industrial lo más importante del concejo son los Astilleros Gondán S.A. Su construcción naval también está presente en Barres y en Berbesa, con un par de talleres de carpinteros de ribera. En su ría se cultivan ostras y almejas.

Los primeros restos que tenemos en este concejo es de la cultura hachense como son las hachas bifaces de cuarcita, encontrados en Espiela (Villadún) y los cantos trabajados de Arnao-Figueras.

De su época castrense, tiene la más alta densidad de castros catalogados, así el de Punta del Cuerno en Barres, tiene tres recintos fortificados, otros castros a destacar son: La Corona en San Juan de Moldes, Los Castros en Tol, Os Castros en Presno, etc. La comarca estaba habitada por el pueblo egobarro, que durante la dominación romana quedó incluido en la zona lucense que penetraba en las tierras asturianas hasta la corriente del río Navia, predominio que seguiría durante mucho tiempo marcando esta zona.

En la Edad Media ya aparecen reflejados en documentación escrita, lugares del actual concejo. Uno de los asentamientos más mencionados es el monasterio de Taule (Tol). Unos años más tarde pasó en usufructo vitalicio el convento y todas sus pertenencias al conde Gundemaro y a su mujer. También sobre esta zona se dejo sentir el influjo del poderoso monasterio de San Juan de Corias. Esta zona estuvo durante largo tiempo en continuas disputas con la zona de Lugo.

En el siglo XIII, el rey Alfonso VII, pone fin a las disputas cediendo al obispo de Lugo, las tierras gallegas que estaban bajo la jurisdicción del prelado de Oviedo y a éste, las tierras que se extienden entre el Eo y el Navia. En una fecha que no se puede precisar pero si alrededor de 1275, Alfonso X funda la Puebla de Rovoredo (actual Reboledo), de la que no se conserva su instrumento fundacional, que sin duda es la primera surgida en Asturias. Esta Puebla debió de hacerse a instancias del propio concejo de Ribadeo, pero la reacción no tardó mucho por parte señorial y el Obispo don Fernando comunica al concejo de Ribadeo la decisión de crear una nueva puebla en Castropol, lugar defensivo y comercial. Este proceso es el único caso del establecimiento de una pola que supuso el abandono de otra.

En el siglo XIV, Castropol se implantará como cabeza económica y administrativa entre las zonas del Navia y el Eo. Será el obispo don Alfonso quien les dará la concesión de un mercado semanal. De todos modos, las disputas con la comunidad de Ribadeo perdurarán hasta el siglo XVIII, en este siglo las tropas inglesas tomaron Castropol y otros pueblos de la ría, los cuales se vieron obligados a pagar por su independencia.

En el siglo XIX, con la invasión francesa y la toma por ellos de las principales ciudades de la provincia, se trasladó la Junta Superior de Asturias a Castropol, ya que era el principal concejo de la zona libre, pero en esa misma zona estaban los grupos adversarios de la Junta y en 1810 se constituyó la Junta Permanente del Partido de Castropol y se vota la disolución de la Junta Superior. Éste fue el punto culminante de la crisis, y hace que se manden tropas dirigidas por Francisco Losada para establecer el orden asambleario. Hay una gran cantidad de cambios para la Villa de Castropol en este siglo, así se quitan los elementos que daban un aire medieval a la villa, también habrá cambios administrativos, llegando a ser difícil distinguir el centro comarcal, trasladando la capital judicial a Vegadeo y luego volviéndose a trasladar a Castropol.

En el siglo XX, surge el Partido Independiente de Castropol que se diluirá con el Partido Reformista, siendo Melquíades Álvarez el líder del reformismo. La Guerra Civil lleva a Castropol a la zona nacional y ahí se trasladaron algunos organismos de la capital provincial. Una vez acabada la contienda empieza un ligero declive y un descenso del 20% de población por la competencia de Vegadeo y Ribadeo.

Este concejo tiene un rico patrimonio tanto de tipo religioso como de carácter civil, localizados en sus diferentes núcleos.

Destaca:

La capilla de Santa María del Campo situada en la villa de Castropol, construcción rectangular con dos cuerpos pequeños laterales. Se salvó del incendio que en 1587 arrasó la villa. Lo más destacado es su fachada marcada por contrafuertes, con puerta de arco de medio punto y sobre ella tres mascarones y la lápida fundacional. Tiene un retablo del siglo XVIII.

La iglesia parroquial de Santiago Apóstol, de finales del siglo XVI presenta una estructura de tres naves, la principal más alta y ancha separada por columnas y con bóveda estrellada. Tiene un añadido de una torre del siglo XIX, con cubierta de pizarra y rematada con una aguja. El templo conserva un conjunto de retablos barrocos de los siglos XVII y XVIII.

El palacio de Valledor. Edificio en forma de “U” con patio rectangular, con dos pisos, en el inferior está la puerta con arco de medio punto entre pilastras y sobre ella el escudo. El palacio es del siglo XVI y tiene una capilla adosada del siglo XVIII.

El palacio de Santa Cruz del Marcenado, antes del Montenegro, tiene en uno de los ángulos una torre antigua cuadrada y almenada. Su estructura es de tres alas en forma de “U”. La portada principal está realizada en piedra y el resto revocado, tiene un amplio vano de medio punto con grandes dovelas decoradas con óvalos a los lados y columnas con capital jónico. A un lateral una capilla con un bonito retablo barroco, dedicado a la Inmaculada.

Villa Rosita, construida en varias fases y luego fue ampliada y reformada. Tiene una torre con gran zócalo para igualar el terreno, rematada en almenas y en sus esquinas cuatro gárgolas. En el siglo XX se le añadieron dos miradores de madera. En la fachada principal, la puerta está marcada por dos grandes pilastras acanaladas que parten de un alto podio.

El monumento a Fernando Villamil obra del escultor Cipriano Folgueras, está hecho de piedra y bronce. Sobre una alta base se levanta el cuerpo del marino, detrás hay una mujer que es la representación alegórica de la patria. Sobre la base una columna gigantesca con la bola del mundo y sobre ella un genio alado.

La iglesia parroquial de San Esteban de Barres, su estructura es de nave única con dos capillas y pórticos laterales. Tiene puerta con arcos de medio punto que está realizada en piedra. Tiene una capilla en el lado sur, creada en honor a su patrón San Pedro, está hecha por las gentes marineras y pescadoras. Tiene un retablo barroco de tres calles separado por columnas salomónicas, con las imágenes de San Pedro, San Telmo y la Inmaculada.

El palacio de los Pardo Donlebún o de los condes de Trenor en Figueras, con dos cuerpos simétricos a ambos lados de la torre, son rectangulares y almenados. Fue construido en el siglo XVI, con varios añadidos. La puerta es adintelada con canceles de hierro, con dos torrecillas sobre las que están los escudos familiares.

El hotel Peñalba, es un ejemplo de la arquitectura art nouveau. Construido por una mujer indiana como casa de verano. Es de planta rectangular con torrecillas circulares, con grandes miradores y terrazas en tres de sus fachadas, decoradas con formas vegetales. Todo el interior se distribuye en torno a un patio central cubierto con cristalera que hace el papel de lucernario. En los últimos años el edificio ha sido restaurado, teniendo un amplio jardín con esculturas modernistas.

El 25 e julio, son las fiestas de Santiago Apóstol, en Castropol.

El 16 de agosto las de San Roque, y la regata de traineras en este mes pero sin fecha fija.

Otras fiestas son: El Carmen en Figueras y el martes después de Pentecostés la fiesta de La Silvallana.

Es utilizada por el ayuntamiento sin sanción legal, se dice que había una actas de finales del siglo XIX, donde había un acuerdo de adopción de armas y colores pero sin la utilización de la corona real.

Este concejo tuvo varios escudos, incluso dentro del mismo escudo se fueron haciendo diferentes sustituciones, así quitaron el águila y pusieron la Cruz de los Ángeles, o poniendo una corona real.

Lo que sí hay es un gran parecido del emblema actual del municipio de Castropol con las del linaje de Ron, originario del concejo.

Su emblema es:

Torre o castillo con tres almenas sobre el un águila, sobre su cabeza un cuerno, refiriéndose a él como el cuerno de la abundancia, y a cada lado de la torre una palma.

Historia de Asturias
Ediciones: La Nueva España.

Asturias a través de sus Concejos.
Ediciones: Prensa Asturiana S.A.

Gran ATLAS del Principado de Asturias.
Ediciones: Nobel S.A.

Heráldica Institucional y Vexilología del Principado de Asturias
Ediciones: Principado de Asturias.
Autor: Eduardo Panizo Gómez.

.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies