Illas

Alcaldía: D. Fernando Alberto Tirador Martínez
Capital: La Callezuela
Domicilio Social: c/ Callezuela, 1 33411 ILLAS
Población Año 2014: 1.040 habitantes.
Teléfono: 985506150
Fax: 985506159
Página Webwww.ayto-illas.es

illas

Concejo situado en el centro de Asturias con una extensión de 25,51 kilómetros cuadrados, próximo a la costa. Limita al norte con Castrillón y Corvera, al sur con Las Regueras y Llanera, al este con Corvera y Llanera y al oeste con Candamo.

Sus principales núcleos por número de habitantes son: La Peral, Callezuela que es la capital del municipio, Sanzadornin, Viescas y La Piniella. Sus principales vías de comunicación son la AS-237 que une Avilés con Candamo y atraviesa el concejo de norte a sur y es su principal arteria. Hay una gran cantidad de carreteras comarcales y locales. Está a una distancia de la capital del Principado de 37 kilómetros.

La topografía del concejo es muy accidentada con fuertes desniveles y pocas tierras llanas, predominando los montes de poca altura cubiertos de arbolado. Su mayor elevación es El Picu Taborneda (Gorfolí), de 619 metros. El resto del territorio se encuentra entre los 200 y los 400 entre frecuentes pendientes.

Es la villa de Callezuela, presenta unos caseríos dispersos, con estructura de aldea, son casi todas las viviendas unifamiliares tipo chalet.

Los edificios a destacar en la villa son: la iglesia parroquial de San Juan de Illas, en sus proximidades está el palacio de Bárcena. Casi la cuarta parte de la población de la villa trabaja en Avilés, mientras que el resto trabaja en labores del campo, teniendo un porcentaje muy pequeño dedicado al sector servicios.

Illas tuvo a principios del siglo XX, una elevada ocupación de alrededor 2.013 personas, si tenemos en cuenta la topografía tan accidentada de su territorio. Su emigración fue lenta pero constante, en 1950 su población se había reducido a 1.656 habitantes, a partir de esta fecha y debido al desarrollo industrial de Avilés, incidirá positivamente en la evolución demográfica del concejo ya que permite a su población desplazarse a trabajar, pero sin cambiar su lugar de residencia. Esto hizo que Illas volviera a crecer y entre 1960 y 1970 sus efectivos ascendieran a los 1.800, pero eso no quedaría así, había un nuevo cambio debido a la crisis que afecto al sector industrial, así sus efectivos en 1996 quedaron reducidos a 1.223 habitantes.

Su población se encuentra muy envejecida, predominando las personas mayores de 55 años ya que su última emigración afectó a la fase adulta, dejando por tanto muy reducida su población de menores de 15 años.

Ha tenido una dependencia económica de Avilés, pero a diferencia de Corvera y Avilés no ha sufrido las consecuencias de un crecimiento urbano indiscriminado, conservando su calidad ambiental y el aspecto de un concejo rural. Así en Illas predominan las actividades agropecuarias, cuenta con abundancia de pastos para la ganadería vacuna, destinada a la producción de carne y sobre todo de leche. A este concejo se le considera por su proximidad a los grandes núcleos urbanos de Asturias y al cinturón industrial de Avilés como el pulmón de Asturias.

Este territorio ha estado vinculado al desarrollo histórico de la comarca de Avilés. Hay escasez de yacimientos arqueológicos de los tiempos prehistóricos e incluso para los primeros siglos de la historia de Asturias. En este vasto periodo de tiempo señalaremos únicamente las dos necrópolis tumulares de La Reigada y el Cerru de la Peña.

No tenemos noticias de este espacio territorial hasta el periodo altomedieval. La primera referencia está fechada en el 900 y se incluye en la falsa donación de Alfonso III a la iglesia de Oviedo.

No será hasta el siglo XI, cuando encontremos documentación, así nos encontramos a los poderosos condes Piniolo y Aldonza, haciendo una donación al monasterio de San Vicente de Oviedo de la villa de Viesca, esto nos informa sobre la pertenencia de Viescas al extenso territorio de Gozón o lo que es lo mismo al espacio controlado por el famoso castillo. Por lo tanto, los actuales términos concejiles de Illas se hallaban entonces integrados en la demarcación altomedieval de Gozón.

En el siglo XII, será La Mitra de Oviedo y el monasterio de San Vicente las dos instituciones cuya presencia patrimonial está mejor documentada. Pero también la aristocracia laica se halla presente en las propiedades de Illas. En estas fechas aparecerán las familias Valdés y Alas. Avilés ya es una villa pujante y debió de generar un proceso disgregador que condujo a la aparición de demarcaciones más pequeñas: Illas, Corvera, Castrillón, Gozón.

No será hasta el siglo XIII, cuando Fernando IV, incluye Illas a la villa avilesina como tierras de su alfoz, pero este sometimiento no debía de estar exento de tensiones como lo demuestran los fondos del archivo de Avilés. La dependencia de Illas respecto de Avilés no sólo estuvo marcada por el afán de autogobierno de sus gentes, sino que tuvo que soportar las ingerencias de la familia Quiñones. Estas interferencias seguirán durante el siglo siguiente.

En los siglos modernos no hay grandes transformaciones. Las tierras de Illas se mantienen bajo la jurisdicción de Avilés. Sus actividades son agrarias y sus caseríos rurales. Durante estos siglos Illas debió de tener latentes sus antiguas expectativas de independencia.

Será en el siglo XIX, cuando se notan sus ganas de independencia y en 1.809 el alcalde de Illas nombrado en Avilés no es admitido por el pueblo de Illas, teniendo problemas constantes con Avilés. No será hasta la consolidación del régimen constitucional, cuando Illas alcance su reclamada libertad municipal, reuniéndose su Ayuntamiento en el pórtico de la iglesia de San Julián. De todos modos este concejo siempre estará unido en todas sus fases a la evolución histórica de Avilés.

En el siglo XX, hay un fenómeno a destacar y éste es la instalación de Ensidesa en la ría de Avilés en los años cincuenta y la industria complementaria, que trajo una evolución de la comarca y a sus alrededores. Aún nos llama la atención la evolución tan diferente de este concejo respecto al resto del entorno, especializándose en la producción agraria, y no integrándose directamente en la red industrial de la comarca, aunque sí influyó indirectamente en ella, con el suministro de mano de obra.

Sus monumentos más destacados se encuentran en la villa del concejo.

La iglesia de San Julián. El edificio actual se levanta en el lugar que ocupaba un templo medieval, su estructura es de planta de cruz latina con torre cuadrada a los pies. El exterior de la nave está recorrido por contrafuertes, los pies y un lateral tienen pórtico con columnas que descansa sobre un zócalo todo ello en piedra. La torre es de planta cuadrada con escasas ventanas, está construida en mampostería y sillar para las esquinas, además tiene una cornisa bastante pronunciada. El interior de la nave se cubre con bóveda de lunetos y de aristas en el crucero y a los pies tiene el coro cubierto de madera. En los brazos del crucero se encuentran dos sepulcros sencillos y de arco de medio punto. El de la derecha es gótico del siglo XIV. Está labrado en un relieve muy plano, en el que se suceden 13 arcos muy apuntados con el intradós trilobulado. El de la izquierda aparece decorado con motivos heráldicos con escudos algunos muy desgastados. El borde superior de la caja está decorado con un friso modulado del que salen hojas.

El palacio de Bárcena, está formado por una serie de edificios que se insertan formando un conjunto, en el que iremos hablando de cada uno de ellos por separado. La Torre, de planta cuadrada, tiene una construcción más residencial que militar ya que los vanos son amplios y abundantes, cosa que en las construcciones militares apenas existen siendo sustituidas por saeteras. Es una edificación de dos pisos, con buhardilla. Está construido en mampostería y sillería para las esquinas y su tejado es a cuatro vertientes. La Capilla es sencilla y de planta rectangular, tiene una puerta adintelada sobre ella el escudo cuarteado en cruz con timbre de yelmo empenachado. La vivienda contigua a la torre tiene mejor calidad constructiva, los vanos son enmarcados por grandes losas de piedra. En el piso principal hay dos balcones y una galería con antepecho de madera. Tiene un segundo volumen pegado al anterior que es muy sencillo y modesto. Todo este conjunto está cerrado por un muro de piedra, que da una idea defensiva pero es de baja altura. Lo característico de esta casa es la sencillez y la falta de ornamentación, esto hace difícil precisar la fecha de su construcción, ya que no tiene un estilo predominante en el que se pueda basar su datación histórica, aunque parece que fue construido en varias fases diferentes, hasta contemplar el conjunto como se muestra hoy en día.

Las iremos destacando según sus núcleos de población.

En La Callezuela: el día 7 de enero San Julián, el domingo siguiente al día 13 de junio San Antonio de Padua y el primer domingo de julio la Sacramental.

En La Peral: el día 2 de febrero las fiestas de Las Candelas donde se canta el himno del pueblo, el primer domingo de agosto las fiestas de San Jorge.

En Calavero el primer fin de semana de septiembre es la fiesta folclórica asturiana del Cristo del Socorro.

En Taborneda: el domingo siguiente al 7 de enero, es la fiesta de San Antonio Abad.

En Piniella; el segundo domingo de mayo es la fiesta del Espíritu Santo.

esc_illasEste escudo carece de sanción legal y es usado por el municipio aunque nunca fue adoptado por acuerdo de su Corporación. El escudo fue inventado por heraldistas reflejando los principales hechos que marcaron su historia.

Su escudo es cuarteado en cruz.

Primer cuartel: nave con sierra en proa envistiendo una cadena que sujetan dos torres. Este cuartel está formado por el escudo de Avilés, del que dependió Illas en el pasado.

Segundo cuartel: un sello representando a un rey sentado. Este cuartel representa el sello real en recuerdo de los reyes Juan I y Juan II, gracias a los cuales Illas se formó como concejo independiente

Tercer cuartel: tres fajas acompañadas de diez roles con cruces en el interior. Son las armas de los Valdés que se cree que dominaron el concejo en el pasado.

Cuarto cuartel: dos pinos puestos en faja. Se cree que son las armas de las familias antiguas propietarias del concejo, aunque no se sabe con seguridad a quien pertenecían las armas y si habían sido influyentes, pero aun así se incorporo al escudo y así se usa por el Ayuntamiento.

Al timbre corona real, abierta.

Gran ATLAS del Principado de Asturias.
Ediciones: Nobel S.A.

Asturias a través de sus concejos.
Ediciones: Prensa Asturiana S.A.

Heráldica Institucional y Vexilología del Principado de Asturias.
Auto: Eduardo Panizo Gómez.
Ediciones: Principado de Asturias.

.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies