Ribadedeva

Alcaldía: D. Jesús Manuel Bordás Vargas
Capital: Colombres
Domicilio Social: Plaza Manuel Ibañez s/n 33590 COLOMBRES
Población Año 2017: 1.753 habitantes.
Teléfono: 985412004
Fax: 985412551
Página Webwww.ribadedeva.es

ribadedeva

Concejo asturiano situado en el extremo oriental de la región, en el límite con la Provincia de Cantabria. Limita al norte con el mar Cantábrico, al sur con Peñamellera Baja, al oeste con Llanes y al este con el río Deva, que le sirve de división con la provincia Cántabra. Su extensión total es de 35,66 km2.

Geológicamente hablando Ribadedeva presenta terrenos areniscos por la zona de Pimiango correspondiente a la era mesozoica, también presenta en la sierra de Tina conglomerados cuarzosos, arenisca roja y calizas. Los materiales más abundantes de la zona son manganeso, hierro, plomo y cinc.

Desde el punto de vista orográfico el concejo está dividido por tres sistemas montañosos. La sierra de Cuera con el Pico Jana en el extremo oriental y el Tabladiellu en la occidental, más al norte nos encontramos con la sierra de García en cuya parte oriental se encuentra la capital Colombres. Y lindando con el mar tenemos la sierra de Tina en el que destaca el Pico del Cañón encima de la ría de Tinamayor por su parte oriental. Desde este punto y hasta la ría de Santiuste en su límite con Llanes, se extienden 9,5 Km. de costa y acantilados.

Dentro de su red hidrográfica destacan en Ribadedeva dos ríos. El río Cabra, que nace en la sierra del Cuera y sirve de límite con el concejo vecino de Llanes, desembocando en el Cantábrico por la ría de Santiuste. Y el río Deva, que nos señala el límite oriental del concejo con Cantabria y desemboca al mar por la ría de Tinamayor. Otros accidentes fluviales del concejo son el río Ahijo que da sus aguas al Cabra, y el arroyo de Salcea que fluye en el Deva.

El clima es oceánico, templado y lluvioso, mostrándonos una gran suavidad en las temperaturas, no sobrepasando la media veraniega los 20ºC, ni descendiendo de los 10ºC de temperatura media en invierno, siendo las brumas marinas persistentes en buenas épocas del año.

En cuanto a su vegetación hay que decir que predomina el monte de eucalipto sobre las demás especies, aunque también se pueden contemplar bosques ribereños, encinas, madroños y zarzaparrillas. De su fauna destacaremos la fluvial, siendo el Deva uno de los ríos salmoneros de la región, pudiéndose ver igualmente truchas en todos ellos.

La capital del concejo de Ribadedeva es Colombres, situada en la zona centroriental del concejo. Es el núcleo de población más grande del municipio y cuenta con abundante presencia de obras y edificaciones indianas, de las cuales la Quinta Guadalupe es sede de la Fundación Archivo de Indianos – Museo de la Emigración.

Ribadedeva no fue una excepción, demográficamente hablando, dentro de los concejos orientales del Principado, por lo que también sufriría los avatares de la emigración, primero a tierras americanas y más tarde a centroeuropa y las zonas centrales más industriales de Asturias. Así desde que en la década de los 30 se produjo la cota máxima de la población con 3.424 habitantes, la perdida paulatina de la población ha sido constante y progresiva, dejando el concejo actualmente con una baja densidad de población y un tipo de poblamiento marcadamente concentrado, siendo Colombres el núcleo más habitado.

Económicamente hablando el sector primario es el que predomina en todo el concejo, empleando a un total del 45,5% de la población activa. La ganadería es la actividad principal del sector, siendo la estabulación vacuna orientada a la producción láctea la principal ocupación. La pesca está representada en la ría de Tinamayor donde reside un pequeño puerto pesquero con una decena de embarcaciones, agrupadas con sus vecinos de Unquera en la cooperativa de Tinamayor, que cuenta con una moderna lonja.

El sector secundario y el de la construcción representan al 17,08% de los empleos locales, mayoritariamente agrupados en torno a la edificación y obras públicas, siendo importante para el concejo también la fábrica de productos lácteos que hay en el concejo situada en Bustio.

El sector terciario de los servicios es el único que sigue una tendencia a la alza con un 37,42% de los empleos, gracias sobre todo a la pujanza actual del turismo, contando el concejo con unas buenas infraestructuras, tanto de hoteles, como de restaurantes y de campings. Un destacamento importante del concejo es la fundación “Archivo de Indianos” localizada en Colombres.

La presencia de vida humana en la zona se remonta a la época paleolítica. De esta etapa histórica son los yacimientos descubiertos en las cuevas de Mazaculos y la de Espinoso situadas en las cercanías de la desembocadura del río Cabra. En la Tinamayor se halló una conchera y en las inmediaciones de Pimiango se encuentra la famosa cueva del Pindal donde aparecen grabados y pinturas de animales como bisontes, caballos, ciervos, peces y mamuts.

De la etapa epipaleolítica son varios los asentamientos y yacimientos encontrados como los de Las Covariellas, Tina y Tronía. Además a este periodo corresponde el desaparecido enterramiento del Molino de Gasparín, hallazgo con connotaciones de ritual funerario, y en el que también se han encontrado tres picos asturienses, lo que relaciona los descubrimientos con la etapa asturiense.

Del periodo neolítico son un hacha de piedra pulimentada encontrada en el Covacho del Cazarru y los túmulos funerarios de La Jayuquera (Villanueva), de El Trabe y de Bojes. De la edad de bronce y de hierro poco o nada se puede afirmar, sólo la presencia en la zona de orgenomescos, que era un pueblo Cántabro. En la época de la reconquista las gentes de la zona se unieron con las tropas cristianas en su lucha contra la invasión musulmana.

En la alta edad media el concejo junto con Llanes forma parte de la región Premoriense. De este periodo, concretamente del siglo X aparece mencionado el templo de Santa María de Tina en Piamango, en la cual se han localizado una necrópolis y restos de otra edificación que se cree pertenecían a los primeros tiempos de la reconquista. La primera mención de Ribadedeva como entidad propia dentro de Asturias, es un documento de 1157, del archivo de San Salvador de Celorio y otro de 1169 de la misma procedencia, que habla de un tal don Gómez, tenente de Aguilar (actual Llanes) y Ribadedeva.

Después de la unión de los reinos de León y Castilla en 1230 bajo mandato de Fernando III el territorio de Ribadedeva, junto con las dos Peñamelleras, es separado de Asturias y agregado a tierras castellanas, concretamente a la merindad denominada Asturias de Santillana, aunque eclesiásticamente todavía dependía de Oviedo. Esta situación se mantiene hasta 1834 donde regresa al sitio que no debió abandonar nunca. En 1376 el rey Alfonso XI concede al pueblo ciertos privilegios, otorgándole el poder de elegir sus cargos concejiles y sus propios jueces.

Hacia los siglos XIII y XIV se sitúa la construcción de la torre de Noriega, exponente máximo del poder señorial que ejercían la familia Noriega en el concejo. En 1517 se tiene constancia del paso del emperador Carlos V por la capital Colombres, y de la que recogió el cronista Laurent Vital como” mala aldea o cabañal”.

En la edad moderna Ribadedeva forma parte del corregimiento de las cuatro villas de la Costa de la Mar, y a partir de 1749 del partido del Bastón de Laredo, teniendo representación en las juntas Cántabras de 1778 a 1815. En el siglo XVIII recibe el concejo el nombre de Real Valle de Ribadedeva siendo sus habitantes “hidalgos” no sometidos a ningún señorío. El gobierno se ejercía en cada pueblo que convocaba su propio concejo y nombraba un regidor dependiente de la Justicia ordinaria. De este modo se organizaba el valle administrativamente, además hay que destacar el privilegio que tiene el concejo con la exención del pago de alcabalas.

La guerra de la Independencia tuvo una gran repercusión en toda la zona, estableciendo el ejército asturiano su línea de defensa en los ríos Deva y Pesués bajo mando del General Ballesteros. Esta defensa fue atacada por el General Francés Bonet, franqueándola e invadiendo la zona rápidamente. Las guerras Carlistas también tuvieron su parte de historia en el concejo asentándose en la zona las partidas del coronel Arroyo y de Florez.

Sin embargo el acontecimiento histórico más relevante de este siglo es la vuelta a terreno Astur de los territorios de Ribadedeva en 1833, constituyéndose el primer ayuntamiento bajo dependencia asturiana, un año más tarde. A partir de mediados de este siglo empiezan a efectuarse las emigraciones ultramarinas a América, consiguiendo grandes fortunas que reinvertirían en mejoras urbanísticas y de servicios básicos de los pueblos.

A comienzos del siglo XX se unen las líneas ferroviarias que unen Asturias con Cantabria y se mejoran las carreteras. Durante la república el concejo queda en manos del frente popular, hasta que se produce el alzamiento militar que origina la guerra civil y que tiene su repercusión en el concejo con la entrada de las tropas nacionales en la zona en septiembre de 1937. En 1948 la playa de La Franca fue escenario de la emboscada y posterior asesinato de los guerrilleros Corsino y Eduardo Castiello.

Dentro de los monumentos prehistóricos de la zona hay que destacar los yacimientos descubiertos en las cuevas del Pindal y Mazaculos y que fueron declarados bienes de interés cultural. La del Pindal se encuentra situada en las inmediaciones de Pimiango, fue descubierta en 1908 y en ella fueron encontradas pinturas y grabados de animales como caballos, bisontes, mamuts…, formando una de las mayores muestras del arte rupestre Asturiano. Las de Mazaculos son dos que están situadas en las cercanías de La Franca. También contienen pinturas rupestres, aunque han sufrido diversos actos vandálicos.

De su arquitectura religiosa hablaremos de la iglesia de Santa María de Tina, templo del siglo XIII y que hoy se encuentra en estado ruinoso. Era de estilo Cisterciense y su cabecera poseía tres ábsides semicirculares, de los cuales el central era de mayor tamaño y altura. De esta iglesia era la imagen hoy conservada en la iglesia parroquial de San Roque en Pimiango, de Nuestra Señora de Tina.

Otra iglesia destacable es la de Santa María en Colombres construida por el arquitecto Darío de Regoyos a finales del siglo XIX Su fachada es historicista y neobarroca y posee dos torres cuadradas flanqueando el cuerpo central.

También mencionaremos la Ermita de San Emeterio en Pimiango, situada al lado de la Cueva del Pindal. Cuenta con una única nave y un pórtico adosado que recorre todo el lateral que está sobre la pradera y se apoya en columnas de piedra sobre un muro.

En cuanto su arquitectura popular y señorial tenemos en primer lugar la torre de Noriega, edificación medieval del siglo XIII que recibió posteriores construcciones. Es de planta cuadrada, posee cuatro pisos, estando en el segundo la entrada. Se cree tenía foso y un puente levadizo. Adosado al palacio se observa una capilla del siglo XVIII así como una casona.

En Pimiango localizamos el Palacio del Pedroso, de origen medieval y reformado en los siglos posteriores. Destacan en él un balcón barroco y un arco de medio punto en la entrada principal.

En Colombres podemos disfrutar de la Quinta Guadalupe, edificio de estilo ecléctico construido en 1905. Actualmente es la sede del “Archivo de Indianos”. También en Colombres tenemos la casa de Piedra, de principios del siglo XX y de claro estilo montañés. Hoy ha sido adquirido por el ayuntamiento para ubicar allí la casa de cultura.

Igual de importante son otros edificios de la capital como el ayuntamiento, La Casa Roja, o la Plaza de Ibáñez Posada.

Como se puede observar importante ha sido la aportación de la población indiana en la zona, lo que llevó a la creación del archivo histórico en el municipio. No sólo en edificios privados invirtieron su dinero, sino que aportaron su granito de arena en la mejora y modernización de los pueblos del concejo.

Entre sus principales fiestas, destacan:

Las fiestas de San Emeterio en Pimiango en el mes de Marzo. Las fiestas de El Carmen en Bustio en el mes de Julio. En el mes de agosto tenemos las fiestas de La Sacramental en Colombres y el Festival Folklórico Nacional en Colombres.

No pueden faltar en las fiestas de los pueblos del concejo elementos festivos tradicionales como la popular subasta de los Ramos, las hogueras, las particiones de troncos, así como los bailes y trajes típicos de la zona.

El escudo de Ribadedeva fue creado entre los años 1968 y el 1969, ambos años pertenecientes al siglo XX. El motivo de la creación fue que el municipio de Ribadedeva carecía de Blasón de armas encargando de este modo la creación a Vicente de Cadenas y Vicent, cronista del Rey de Armas. El escudo era compatible con el Criterio de la Real Academia de la Historia, teniendo las ARMAS una descripción gráfica que correspondía a la siguiente:

Escudo cortado, en el primer cuadrante: Campo de color azul, saliendo de dos flancos del escudo, dos peñas de plata, separadas por ondas azules y plateadas, sumadas a cada una de las peñas una torre de oro, con un prois o poste de piedra de oro a la orilla unidos por una cadena de sable negro y en el centro del río una carabela de oro con las velas desplegadas.

En el segundo cuadrante, del mismo modo que en el primero el campo en azul, con la Cruz de la Victoria (o de Covadonga), de oro, engastada de piedras preciosas.

También lo precedía una Corona Real en la parte superior como es habitual. Es un círculo de oro engastado de piedras preciosas compuesto de ocho florones (cinco vistos), de hojas de acanto, interpolados de perlas y de cuyas hojas salen otras diademas, sumadas de perlas, que convergen en un mundo de azul, con el semimediriano y el ecuador de oro, sumado de una Cruz y la Corona forrada de gules (rojo).

Gran enciclopedia Asturiana.
Autor: Silverio Cañada.

Geografía de Asturias.
Ediciones: Prensa Asturiana S.A.

Asturias a través de sus concejos.
Ediciones: Prensa Asturiana S.A.

Heráldica institucional y vexilología del Principado de Asturias.
Ediciones: Principado de Asturias.
Autor: Eduardo Panizo Gómez.

.