La FACC expresa su malestar por el traspaso de atribuciones a los Ayuntamientos sin respaldo económico

La Comisión Ejecutiva de la Federación Asturiana de Concejos (FACC) acordó por unanimidad este jueves, 3 de mayo, expresar su disconformidad con el paulatino traslado a los Ayuntamientos por parte de otras Administraciones de competencias y atribuciones sin los recursos económicos necesarios para cubrir los gastos que generan. Con este acuerdo, la Comisión Ejecutiva de la entidad municipalistas hace suyo el creciente malestar de los Ayuntamientos asturianos, ante lo que consideran un traspaso de problemas al ámbito local.

El órgano de gobierno de la FACC dedicó gran parte de su reunión en analizar las distintas problemáticas que actualmente afrontan los Ayuntamientos y que tienen su origen en el marco de cooperación que mantienen con otras administraciones o al marco legislativo vigente. Así, se abordaron los frentes abiertos en torno a los planes de empleo, tanto en lo referente a las tablas salariales para los nuevos programas como a la deriva litigiosa de los mismos; incidiendo también en la inseguridad jurídica que genera la ausencia de un modelo de contrato que dé cobertura a este tipo de programas. También se analizó el nuevo escenario surgido por la responsabilidad traslada a los Ayuntamientos en materia de limpieza de las playas y del plan de salvamento SAPLA 2018. Otros servicios y equipamientos, como la escuelas de 0 a 3 años –etapa no considerada dentro de las competencias educativas– o la red de telecentros, creados con la colaboración municipal, también se encuadran entre las atribuciones que exigen importantes esfuerzos económicos a las Corporaciones Locales.

Aunque esta situación no es nueva, la Comisión Ejecutiva de la Federación Asturiana de Concejos considera que el acelerado deslizamiento de competencias desde otras Administraciones a la local se ha visto acentuado en los últimos meses, incidiendo de forma muy negativa en las finanzas municipales. Porque si bien es cierto que en su gran mayoría los Ayuntamientos disponen de remanentes de Tesorería fruto de los reiterados superávit con que vienen cerrando sus cuentas desde 2012, las limitaciones impuestas por la regla de gasto les impide disponer de los fondos necesarios para afrontar estos gastos sobrevenidos.

Para la Comisión Ejecutiva de la FACC, la cooperación entre las distintas administraciones y los Ayuntamientos un principio básico para el buen desarrollo de los servicios públicos, tanto desde la perspectiva de la colaboración institucional como, en el caso del Gobierno del Principado de Asturias, por las atribuciones en materia local como ente equivalente a la Diputación. Por ello, y en aras a mantener esa necesaria colaboración, la Entidad municipalista cree preciso reclamar tanto al Ejecutivo asturiano como central una mayor responsabilidad ante servicios o programas transferidos a los Ayuntamientos, y en especial al respaldo económico que reciben.