La Asamblea General respalda por unanimidad la gestión de la F.A.CC.

La Asamblea General de la Federación Asturiana de Concejos (F.A.CC.), reunida el Oviedo el 20 de marzo, aprobó por unanimidad la Memoria de Gestión, la liquidación de Presupuestos 2014 y los Presupuestos y cuotas de 2015. En su intervención, el presidente de la F.A.CC., Ignacio García Palacios, resaltó el trabajo realizado por la Entidad durante el último ejercicio e hizo balance de la legislatura municipalista 2011/2015, “marcada por la crisis y la desafección ciudadana hacia las instituciones políticas”.

Según expuso Ignacio García Palacios ante los cerca de 50 alcaldes, alcaldesas y representantes municipales y distintas autoridades congregadas en el Salón de Actos de la Sindicatura de Cuentas, la F.A.CC. gestionó durante 2014 la participación de casi 300 representantes municipales en 68 organismos del Gobierno del Principado, con la convocatoria de un total de 158 reuniones. A estas reuniones de trabajo se suman las 31 celebradas por los órganos de gobierno y comisiones de trabajo de la propia Federación.

Asamblea_4El presidente de la F.A.CC. puntualizó que en este balance no se suman las reuniones de trabajo que los miembros de la Comisión Ejecutiva mantuvieron con muy distintos organismos, instituciones y organizaciones asturianas. Como dato relevante, García Palacios informó que desde que asumió la Presidencia en junio de 2013 mantuvo 76 reuniones de trabajo de esta naturaleza.

En este contexto, Ignacio García Palacios afirmó que “si en Asturias no existiera la F.A.CC., sería urgente su creación”. Por eso aprovechó la presencia de responsables del Gobierno del Principado para solicitar que se valore esta labor en su justa medida y se tenga en cuenta que mientras la Administración regional “subvenciona generosamente, y no lo discutimos, a determinadas organizaciones por su ‘representación institucional’, la F.A.CC. sigue recibiendo la misma exigua cantidad desde hace 20 años”.

Sobre a la legislatura municipalista 2011/2015, afirmó que ah sido “la más dura, difícil y áspera” desde que en 1979 se celebraron las primeras elecciones locales del actual periodo democrático. Para Ignacio García Palacios, éstos han sido años “marcados por una profunda crisis económica a la que se ha sumado una crisis no menos aguda de confianza en las instituciones, las municipales incluidas”.

Por ello, el presidente de la F.A.CC. realizó una defensa de la gestión realizada por las Corporaciones Locales asturianas en estos años tanto en prestación de servicios a la ciudadanía como en términos macroeconómicos y de transparencia. No obstante, el presidente de la F.A.CC. advirtió que la crisis “continuará situando a las Entidades Locales en una vanguardia del servicio a la ciudadanía nada fácil de gestionar”. Además, insistió en que habrá que dedicar muchos esfuerzos para recobrar la confianza de la sociedad en las instituciones.

Asamblea_3El presidente de la Federación Asturiana de Concejos cerró su intervención con una referencia expresa a los alcaldes y alcaldesas que no concurrirán a las próximas elecciones y les agradeció su contribución al municipalismo asturiano y su colaboración con la entidad a través de sus órganos de gobierno, las comisiones de trabajo y Asamblea General.

García Palacios hizo extensible este agradecimiento a todos los cargos electos locales y a quienes durante la legislatura municipalista 2011/2015 colaboraron con la F.A.CC. y especialmente a los miembros de la Comisión Ejecutiva. Asimismo, también elogió el trabajo realizado por el personal técnico de la Federación Asturiana de Concejos, de acuerdo a la propuesta realizada por la vicepresidenta y alcaldesa de Peñamellera Alta, Rosa Domínguez de Posada y Puertas, a la Comisión Ejecutiva.

En representación del municipio anfitrión, Gerardo Antuña Peñalosa, concejal de Gobierno del Ayuntamiento de Oviedo, agradeció la celebración de la Asamblea General en el concejo ovetense y solicitó a los asistentes que en el máximo órgano de gobierno de la F.A.CC. busque siempre soluciones a las demandas de los ciudadanos. Así, abogó por dejar a un lado planteamientos partidistas y buscar acuerdos acordes a las necesidades de la sociedad a la que sirven las Corporaciones Locales.

En nombre del Gobierno del Principado de Asturias, el viceconsejero de Administraciones Públicas, Álvaro Álvarez, recordó que los Ayuntamientos fueron señalados en su momento como administraciones “poco responsables, manirrotas, alegres en el gasto, con poco control, con poca transparencia”. Sin embargo, a lo largo de esta legislatura municipalista, los indicadores económicos evidencian que los Ayuntamientos han hecho un esfuerzo considerable, han tomado medidas muy responsables y ha sido capaces de ajustas sus cuentas a la realidad económica” hasta el punto que presentan mejores resultados que cualquier otra Administración.

La Asamblea fue clausurada por el presidente de la Junta General del Principado, Pedro Sanjurjo, que inició su intervención recordando que durante su mandato al frente del Parlamento regional recorrió los 78 concejos. De esa experiencia, destacó la posibilidad que tuvo de conocer más al detalle la pluralidad y riqueza del mapa municipal asturiano. Una pluralidad y riqueza que, a juicio del presidente de la Junta General, representa una de las grandes fortalezas de la región.

Entre las autoridades y representantes institucionales presentes en la Asamblea se encontraban en sindico mayor, Avelino Viejo; el consejero de Economía y Empleo del Principado y primer presidente de la F.A.CC., Graciano Torre; el director general de Administración Local, Ricardo Suárez Argüelles; las diputadas autonómicas Elsa Pérez y Marta Pulgar; el presidente del Consejo Económico y Social de Asturias, así como representantes de la Cámara de Comercio de Gijón, CCOO y USO. También asistió Hugo Morán Fernández, ex presidente de la F.A.CC..