La Asamblea General de la FACC pide que se dejen en suspenso las reglas fiscales durante 2022 y 2023

La Federación Asturiana de Concejos (FACC) celebró este viernes, 26 de marzo, de forma telemática su Asamblea General 2021, donde se aprobó que la Entidad municipalista asturiana se dirija a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) solicitando que negocie con el Gobierno central medidas de apoyo financiero a las Entidades Locales para hacer frente a la crisis socioeconómica que está generando la pandemia de la Covid-19. Además, durante esta convocatoria del máximo Órgano de Gobierno de la FACC también se aprobó una modificación de los estatutos federativos y la creación de la Red Asturiana de Ayuntamientos por la Transparencia y Buen Gobierno.

Sobre las medidas de apoyo financiero a las Corporaciones Locales, la Asamblea General de la FACC pide que, como ya se hizo para este 2021, las reglas fiscales queden también en suspenso durante los ejercicios 2022 y 2023, favoreciendo con ello que los Ayuntamientos puedan seguir usando al máximo sus recursos financieros para reactivar los concejos. Además, se considera necesario que el Gobierno central habilite un Fondo de Recuperación específico para las Entidades Locales. También se propone que los Consistorios tengan una participación significativa en el reparto de los fondos europeos, al menos en la medida del protagonismo que los municipios deben asumir en la transformación económica que inspiran el programa de recuperación Next Generation EU. Otra de las cuestiones que se trasladarán a ala FEMP es la necesidad de elevar la tasa de reposición para que las Entidades Locales puedan disponer de los recursos humanos necesarios para atender los servicios que prestan.

Entre los acuerdos adoptados también se incluye informar a la Entidad municipalista estatal sobre la lesiva situación que sufren los Ayuntamientos al tener que abonar comisiones a las entidades bancarias por los depósitos ingresados correspondientes a los remanentes de tesorería. Por ello se solicitará que desde la FEMP se analicen posibles fórmulas para solucionar esta problemática al entender que las comisiones que tienen que pagar por los citados depósitos generan una merma de recursos económicos que debieran invertirse en servicios a la ciudadanía.

Respecto a la modificación de los estatutos de la FACC, los cambios persiguen adaptarlos a la propia evolución que ha experimentado la Federación a lo largo de estos últimos años. En este contexto, el cambio más significativo se centra en posibilitar que las reuniones de los Órganos de Gobierno se celebren de forma telemática, más allá de las excepcionalidad derivada de la actual alerta sanitaria. También se ha incluido en esta modificación que la FACC es una asociación declarada de utilidad pública desde 2010 y se amplían sus fines para que, aprovechando la experiencia acumulada en distintos ámbitos, se puedan realizar para los Ayuntamientos actividades tendentes a mejorar los servicios y recursos públicos.

Entre los acuerdos adoptados por la Asamblea General se encuentra asimismo la creación de la Red Asturiana de Ayuntamientos por la Transparencia y Buen Gobierno. Su objetivo es impulsar entre las Entidades Locales las políticas de transparencia e incentivar la participación y colaboración ciudadana, desarrollando las medidas necesarias para este fin. La Comisión Ejecutiva designará próximamente un equipo de trabajo que será se encargara de definir unas pautas de actuación para, en una segunda fase, promover la adhesión de los Ayuntamientos asturianos a la misma.